Aprovechar mucho y de a poco, aunque sea en euros, no es un sueño imposible. Elegimos las seis ciudades más cobijadas de Europa y sus mejores secretos para disfrutar más gastando menos: Lisboa, Madrid, Roma, Paris, Amsterdam y Londres.

Para viajar a Europa, comience sacando el pie del acelerador. En este viaje, la prisa es la enemiga de la economía. El viajero apurado anda en taxi, embarca en city tours caros, paga más el ingreso a los museos, no percibe que el restaurante cerca del hotel es caza-turista y supera su presupuesto con un viaje muy costoso. ¿Y por qué viajamos con prisa por Europa? Porque normalmente queremos recorrer la mayor cantidad de ciudades de una sola vez. Entonces bien: le proponemos que experimente cortar escalas. Disminuyendo el número de paradas se puede economizar bastante en transporte (y no perder su precioso tiempo trasladándose de un sitio a otro). Prolongando su estadía en cada destino rentabiliza su presupuesto.

Aprenda cómo viajar slow y aprovechar los consejos en seis de las ciudades más deseadas de Europa. Despacio es mejor…¡y más económico!

Turismo en Londres

Londres es una amplia ciudad que cuenta con variados lugares de interés según el turista. En la diversidad de sus distritos se pueden conocer las zonas más históricas, las de diversión o las más turísticas, haciendo de Londres un lugar en donde se puede encontrar, descubrir y disfrutar lo más interesante de esta ciudad.

Londres es una ciudad de clase mundial, rebosante de siglos de historia, arte y cultura. Es seguro que no la podrás disfrutar completamente en un solo día. Sin embargo, si aprovechas bien el tiempo tendrás una visión perfecta de su paisaje y su arquitectura. Para ellos es recomedable tomar un paseo por el bus turístico de Londres.

La vida en la ciudad de Londres es cara, pero un consuelo es que la moneda británica sigue valiento prácticamente lo mismo que antes de la crisis financiera. El alto costo de vida es compensado por la entrada gratis a los museos públicos.

Oyster – El pasaje en metro cuesta solamente 4 libras. Con la tarjeta magnética Oyster, entretanto, el máximo que se paga son 6,70 libras por día (en las zonas 1 y 2). La tarjeta cuesta 3 libras y se carga con el valor que uno quiera.

Turismo en Amsterdam

Pasee sin rumbo fijo por los canales en Amsterdam y descubra joyas como la Oude Kerk (Iglesia Antigua), en pleno Barrio de la Luz Roja. Amsterdam es la Bangkok del Primer Mundo, un lugar ambiguo pero sorprendente también. Un paseo rápido por el Barrio de la Luz Roja y los cafés humeantes contrasta con lo que realmente es relevante en una temporada en Amsterdam: el encanto de una ciudad que es una verdadera obra de arte.

El paseo por sus canales atravesando algunos de sus 400 puentes admirando las proporciones peculiares de los edificios y aprovechando la simpatía de la gente más relajada de Europa.

¿A pie o en bici?: los buses no pasan por los caminos más bonitos; entonces lo más conveniente para conocer bien la ciudad es caminar. O, mejor aún, alquilar una bicicleta en la Mike’s Bike que cuesta 10 euros con seguro incluído.

I Amsterdam Card: todos los museos de la ciudad están incluidos, menos la Casa de Anne Frank, que es particular. Tiene opciones de 28 euros (un día), 38 euros (dos días) y 48 euros (tres días). Esos pases dan derecho a transporte público ilimitado y un paseo en barco por los canales (comiente el paseo por Amsterdam en barco para poder ubicarse).

Turismo en Paris

Vagar por la ciudad es la única receta para aprovechar al máximo. En el camino es imposible no toparse con bellas y únicas postales, pero Paris no es solamente esas vistas grandiosas; cada rincón tiene un encanto único; los mercaditos, los cafés más sencillos y la increíble noción de la elegancia que todos parecen compartir, hasta con la baguette bajo el brazo. Y en cuanto a la famosa rispidez que caracteriza a los parisienses, usted responda “Bonjour, madame” o “Bonjour”, y esa percepción cambiará.

¿Navigo o Carnet? Si llega a la ciudad un lunes o un martes compre una tarjeta Navigo Découverte. El plástico cuesta 5 euros y puede ser cargado con el pase semanal Carte Organge, que cuesta 16,80 euros y da derecho a viajes ilimitados hasta el domingo siguiente. Otra buena opción es el Carnet 10 Voyages, que incluye diez tickets, por 11,40 euros.

Paris Museum Pass: simplemente lo mejor de Europa. Hay varias versiones: dos días (32 euros), cuatro días (48 euros) y seis días corridos (64 euros). Se trata de un pass que vale la pena conseguir ya que permite no tener que hacer una fila de una hora y media en Versalles.

Turismo en Roma

Imposible en un día. Para conocer bien Roma es necesario ir con la misma disposición con la que se va a Disney World. Cada día, una nueva epopeya pone el físico a prueba: enfrentar las multitudes en la Capilla Sixtina, dar la vuelta al Coliseo y recorrer cada kilómetro imaginando qué había en el lugar de las ruinas del Forum Romano.

Luego, como recompensa al esfuerzo realizado, nos encontramos con media docena de fuentes aun más cinematográficas que la Fontana di Trevi, antes de llegar al aglomerado de gente que siempre rodea El Vaticano. Tiene que visitar la Galleria Borghese, el museo más atractivo del mundo.